Mojotone anuncia las pastillas Johnny Winter Signature

2 10 2014

Antes de su fallecimiento, Johnny Winter trabajó con Mojotone para recrear su icónico sonido mediante una pastilla para Firebird de diseño custom. Winter contactó con Mojotone y comenzaron a desarrollar una pastilla que superara las deficiencias de su set. El objetivo era obtener una respuesta de frecuencia más completa y natural, ampliar su rango dinámico y darle a las pastillas más salida y sustain. Después de meses de gira con las nuevas pastillas, Winter quería poder ofrecer todo ese desarrollo y dedicación del equipo al público.

153168-troldmanden-og-lrlingen--

Sobre la base de sus pastillas originales Firebird, estos modelos utilizan los mismos materiales y especificaciones (utilizando imanes de Alnico vintage y cable de calibre 42). Las pastillas del puente y del mástil son cuidadosamente balanceadas para obtener más salida y respuesta balanceada en todas las posiciones. Las pastillas están disponibles en acabados cromado, dorado y relic ​​y vienen con opciones de montaje tanto para Firebird como para guitarras equipadas con mini-humbucker.

 





Fallece Johnny Winter

17 07 2014

JohnnyWinter

Johnny Winter ha fallecido hoy a los 70 años de edad en la ciudad suiza de Zurich, según un comunicado oficial de su página Facebook, era emblema del mejor blues-rock del último medio siglo, un experimentado pistolero a las cuerdas que, cuando estaba inspirado, ofrecía intensos pasajes de viejaescuela, a la altura de los maestros Muddy Waters o Jimi Hendrix.

El músico albino pertenecía a la prodigiosa escuela tejana, que tuvo en Lightnin’ Hopkins, Albert Collins o Freddie King a sus primeros agitadores. Winter se inició en la música profesional con grandes padrinos. Con 17 años ya tenía su propia banda, junto a su hermano Edgar, cuando una noche B.B. King le dejó tocar con él en un garito de Beaumont, cediéndole su querida guitarra Lucille. Su nombre empezó a sonar en el circuito pero nada comparado a cuando Mike Bloomfield, otro célebre guitarrista blanco de blues que perteneció a la incendiaria The Paul Butterfield Band y que Bob Dylan reclutó para dar forma a su mercurial sonido en “Highway 61 revisited”, le invitó a subir con él al escenario en Nueva York.

Aquella actuación en 1968 fue la conjunción de los astros. Rolling Stone le dedicó una apasionada reseña mientras, entre los asistentes, había ejecutivos de Columbia Records. Clive Davis, presidente de la compañía, le ofreció uno de los mayores adelantos económicos que jamás se había dado a un músico para que grabase un disco. Al año siguiente, publicaba su primer álbum, el trepidante Johnny Winter, y estaba tocando en Woodstock.

De alguna forma Columbia buscaba al nuevo Hendrix. en pleno apogeo del blues-rock británico, con nombre como Eric Clapton, John Mayall, The Small Faces, The Who, The Pretty Things o Fleetwood Mac, Winter surgió como una respuesta de esencia norteamericana, algunos pensaron que podría alcanzar la senda de los Rolling Stones, pero siguiño su propio camino, que luego también transitarían Stevie Ray Vaughan o ZZ Top y que partía de la tradición sureña encontrada con el rythm and blues de carretera con el folk y country más polvorientos, estilo sustentado en el agudo y penetrante uso de la guitarra eléctrica con fieros riffs y rápidos swing.

A pesar de los graves problemas de salud, era un hombre que no descansaba, manteniéndose en activo hasta el último momento con actuaciones por todo el mundo, de hecho cuando visitó por última vez España el pasado mayo, viajaba con su médico en la gira.





Eric Clapton, Joe Perry, Billy Gibbons y Ben Harper en el nuevo disco de Johnny Winter

20 03 2014
Johhny Winter

Johhny Winter

La segunda entrega de la serie Roots de Johnny Winter incluye colaboraciones de lujo…Eric Clapton, Joe Perry, Billy Gibbons y Ben Harper, junto con la leyenda del teclado Dr. John.

Titulado “Roots 2”, el álbum que acaba de concluir está programado para ser lanzado en junio o julio, con dos lanzamientos adicionales sin fecha: “Roots 3” y “Roots 4”.

En declaraciones a Billboard, Winter dijo: “Me gusta tocar canciones de mis comienzos en la música. Eso es divertido, un montón de buenos recuerdos. Es formidable mostrarlo a la gente de hoy que no han escuchado la música antigua. Es mejor que cualquier cosa que oyen hoy”. El veterano guitarrista de blues de 70 años de edad, fue retratado en un documental titulado “Johnny Winter: Down and Dirty” que se estrenó la semana pasada en el festival South by Southwest en Texas.





Ampliando nuestras escalas en un blues…

29 08 2013
Oscar Díez

Oscar Díez

Por Oscar Díez*

Cuando nos disponemos a hacer un solo en un blues, lo primero que suele venirnos a la cabeza es la escala pentatónica menor. Decisión correcta, esta escala es un “seguro de vida”, una forma de acertar en casi todas las notas que tocamos. Ahora bien, es sencilla, demasiado sencilla, y nos deja poco margen. Sólo unos pocos elegidos, guitarristas que han tenido un estilo muy personal, un don, y un feeling fuera de lo común, han conseguido exprimir esta escala de mil maneras diferentes (BB King, Eric Clapton, Johnny Winter…).

Con los años y la evolución del género, nuevas generaciones de guitarristas han dado al blues un sonido más diverso y adaptado a los tiempos, incluyendo en sus fraseos, escalas diatónicas, modos, arpegios, enfocando sus solos desde perspectivas modales y tonales, etc. Me refiero a gente que va desde Robben Ford hasta Joe Bonamassa pasando por muchos otros (Warren Haynes, John Mayer, Andy Timmons, Pat Travers, Richie Kotzen…).

El ejemplo que os presento es un blues básico en A. Están representados los tres acordes (A7, D7 y E7). En el caso del blues menor hay algunas variables dependiendo de si D y E son mayores o menores.

En color amarillo represento qué escalas pentatónicas podemos usar (incluyendo la escala de blues con b5).

En color azul represento qué escalas diatónicas o modos podemos usar.

En color verde represento qué arpegios usar.

Y cada unos de estos “colores” está dividido a su vez en una perspectiva tonal y otra modal. ¿Qué diferencia hay? Tocar desde una perspectiva tonal es basar el fraseo en la tonalidad original del tema (A en este caso), cambiando de una pentatónica mayor a otra menor (o de un modo a otro) siempre de A, según la base progresa hacia D o E. Es diferente cuando tocamos de forma modal, en este caso “perseguimos” cada acorde y las opciones que ofrece: cuando suena A valoramos qué pentatónica de A tocar (mayor, menor…) o qué modo (mixolidio, dórico, eólico…) etc. Al cambiar a D pasaremos a solear sobre una pentatónica, modo o arpegio en D, y al cambiar a E exactamente igual (pentatónica, modo o arpegio en E). Esta forma es más compleja pero nos da muchas posibilidades a lo largo del mástil.

Dos cosas a tener en cuenta:

1.- Estas fichas son sólo una aproximación, hay muchísimas más posibilidades, sobretodo en los arpegios, simplemente he comenzado mostrando la opción más usual y sencilla para comenzar.

2.- Saber más escalas no nos dará mejor fraseo si no las aprovechamos bien. No se trata de hacer el patrón arriba y abajo, sino de investigar, copiar y crear frases con gusto que enriquezcan lo que ya teníamos interiorizado.

Cómo practicar

No hay que hacer una lectura horizontal de cada cuadrante, de hecho, la diversión está en mezclar, en escoger en cada momento una de las opciones ¿Qué tal comenzar un blues con pentatónica menor y cambiar a unos arpegios modales cuando cambiamos a D? ¿Y volver a pentatónica mayor o mixolidio cuando la secuencia de acordes retorna a A?

Las posibilidades son infinitas… O casi, espero que lo disfrutéis. (clik para abrir los pdf’s)

Ejecución solista en un blues mayor (I)

Ejecución solista en un blues menor (I)

*Ócar Díez, músico, guitarrista y profesor es endorser Vanz Guitars y artista Klein Pickups








A %d blogueros les gusta esto: