Grandes artistas se unirán al homenaje a Taylor Hawkins

15 06 2022
Taylor Hawkins

Geddy Lee y Alex Lifeson de Rush, Liam Gallagher de Oasis, Roger Taylor y Brian May de Queen, Stewart Copeland de The Police, Chris Chaney de Jane’s Addiction, Joshua Homme de Queen of the Stone Age, Chrissie Hynde de Pretenders, Dave Chappelle, Wolfgang Van Halen de Mammoth WVH, Omar Hakim y los miembros de la banda de covers de Hawkins, Chevy Metal, se encuentran entre los artistas que se reunirán con los miembros de Foo Fighters, Dave Grohl, Nate Mendel, Chris Shiflett, Pat Smear y Rami Jaffee y la familia Taylor Hawkins para celebrar la vida, la música y el amor de el difunto batería de FF en el Wembley Stadium de Londres el 3 de septiembre.

Todas as ganancias se donarán a organizaciones benéficas tanto en el Reino Unido como en los EE. UU. elegidas por la familia Hawkins.

Como una de las figuras más respetadas y queridas de la música moderna, el talento monolítico y la personalidad magnética de Taylor ganaron el cariño de millones de fans, compañeros, amigos y leyendas musicales de todo el mundo. Millones lloraron su prematura muerte el 25 de marzo, con tributos apasionados y sinceros provenientes de fans y músicos que Taylor idolatraba. Los conciertos tributo a Taylor Hawkins unirán a varios de esos artistas, la familia Hawkins y, por supuesto, sus hermanos en Foo para celebrar la memoria de Taylor y su legado como ícono del rock mundial.





Foo Fighters anuncian dos conciertos homenaje a Taylor Hawkins

9 06 2022

Dave Grohl, Nate Mendel, Chris Shiflett, Pat Smear y Rami Jaffee se unirán a la familia Hawkins para celebrar la vida, la música y el amor de su esposo, padre, hermano y compañero de banda con The Taylor Hawkins Tribute Concerts.

Como una de las figuras más respetadas y queridas de la música moderna, el talento monolítico y la personalidad magnética de Taylor ganaron el cariño de millones de fans, compañeros, amigos y leyendas musicales de todo el mundo. Millones lloraron su prematura muerte el 25 de marzo, con tributos apasionados y sinceros provenientes de fans y músicos que Taylor idolatraba. Los conciertos tributo a Taylor Hawkins unirán a varios de esos artistas, la familia Hawkins y, por supuesto, a sus hermanos de Foo Fighters para celebrar la memoria de Taylor y su legado como ícono del rock mundial: sus compañeros de banda y sus inspiraciones tocando las canciones de las que se enamoró y las que trajo a la vida.

Los espectáculos se llevarán a cabo el 3 de septiembre en el estadio Wembley de Londres y el 27 de septiembre en el Kia Forum de Los Ángeles. Las formaciones para cada espectáculo se anunciarán en breve.

Taylor Hawkins se unió a Foo Fighters en 1997, apareciendo por primera vez con la banda en la gira de apoyo al segundo álbum The Color & The Shape. Hizo su debut grabado con Foo Fighters con There Is Nothing Left To Lose de 1999, tocando en todos los álbumes posteriores de FF, incluido One By One, In Your Honor (el primer álbum de FF que lo presenta asumiendo las funciones de voz principal en su canción «Cold Day In The Sun”), Echoes, Silence, Patience & Grace, Wasting Light, Sonic Highways, Concrete & Gold (también lo presenta como cantante principal en “Sunday Rain”) y Medicine at Midnight. Como miembro de Foo Fighters, Taylor fue ganador de 15 premios Gammy y miembro del Salón de la Fama del Rock & Roll. Vivió y amó la música en un grado insaciable, con Foo Fighters, así como con sus numerosos proyectos y colaboraciones en solitario y paralelos.





Taylor Hawkins quería reducir el intenso calendario de giras de Foo Fighters

17 05 2022

En los meses previos a su muerte, el batería de Foo Fighters, Taylor Hawkins, al parecer dudaba en volver a la carretera y no estaba seguro de poder seguir siendo un miembro a tiempo completo de la banda si continuaban de gira al mismo ritmo.

Las afirmaciones fueron hechas por varias personas, incluidos varios de los mejores amigos del batería, que fueron entrevistados sobre su carrera, legado y perspectiva cerca del final de su vida.

El batería de Pearl Jam y Soundgarden, Matt Cameron, un amigo cercano de Hawkins durante décadas, dijo: «[Taylor] tuvo una conversación sincera con Dave [Grohl] y, sí, me dijo que «no podía hacerlo más», esas fueron sus palabras. Así que supongo que llegaron a un acuerdo, pero parece que el calendario de giras se volvió aún más loco después de eso». Aunque un representante de la banda negó que Hawkins hubiera planteado estos problemas y dijo: «No, nunca hubo una ‘conversación sincera’, o cualquier tipo de reunión sobre este tema, con Dave y [Silva Artist Management]».

«Honestamente, creo que estaba tan cansado», dijo el viejo amigo y exjefe de Hawkins, el cantante Sass Jordan. «Cansado de todo».

Además, varios amigos dijeron que Hawkins perdió el conocimiento a bordo de un avión en Chicago en diciembre pasado. Lo describieron de forma anónima como «un miembro de Foo». Simplemente dijo que estaba exhausto y colapsado, y que tuvieron que llenarlo de sueros y esas cosas», dijo su amigo, el batería de RHCP, Chad Smith. «Estaba deshidratado y todo tipo de cosas».

Cameron coentó que cree que Hawkins acordó continuar de gira con FF al ritmo requerido para ser un miembro del equipo.

«Una banda como esa es una gran máquina con mucha gente en la nómina», dijo Cameron. «Así que tienes que ser realmente consciente del lado comercial de algo cuando es tan grande y tiene una presión inherente, como cualquier negocio»





Foo Fighters arrasan en las categorías ‘Rock’ en los Grammy 2022

4 04 2022
Foo Fighters

Foo Fighters fueron galardonados en tres categorías en la ceremonia de la 64º entrega anual de los premios Grammy en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas. La banda ganó Mejor interpretación de rock por «Making A Fire», Mejor canción de rock por «Waiting On A War» y Mejor álbum de rock por «Medicine at Midnight».

Foo debían tocar en los Premios Grammy de este año, pero cancelaron la presentación después de la muerte de Taylor Hawkins. Aunque los Foo no aparecieron en el evento, la transmisión de los Grammy rindió homenaje a Hawkins.

La cancelación de la actuación se produjo días después de que la banda cancelara oficialmente todos sus espectáculos anunciados anteriormente, explicando que se estaban tomando «este momento para llorar, sanar, acercar a nuestros seres queridos y apreciar toda la música y los recuerdos que tenemos».





Foo Fighters cancela su actuación en los Grammy

1 04 2022

Foo Fighters ha cancelado su aparición en los premios Grammy del domingo (3 de abril) tras la muerte del batería Taylor Hawkins.

Aunque los Foo ya no aparecerán en el evento, la transmisión de los Grammy seguirá rindiendo homenaje a Hawkins. El ejecutivo de CBS, Jack Sussman, dijo: «honraremos su memoria de alguna manera. Somos pacientes. Estaremos planeando hasta el final».

Los doce veces ganadores del Grammy, Foo Fighters, obtuvieron tres nominaciones este año a «Mejor interpretación de rock» («Making A Fire»), «Mejor canción de rock» («Waiting On A War») y «Mejor álbum de rock» («Medicine At Midnight»).

La cancelación de los Grammy de FF se produce dos días después de que la banda cancelara oficialmente todos sus espectáculos anunciados anteriormente, explicando que se estaban tomando «este momento para llorar, sanar, acercar a nuestros seres queridos y apreciar toda la música y los recuerdos que tenemos y hemos hecho juntos».





Foo Fighters cancela toda la gira

29 03 2022

Foo Fighters ha cancelado oficialmente todos sus shows previamente anunciados después de la muerte de su baterista Taylor Hawkins.

Hoy temprano, la banda emitió la siguiente declaración: «es con gran tristeza que Foo Fighters confirma la cancelación de todas las próximas fechas de la gira a la luz de la asombrosa pérdida de nuestro hermano Taylor Hawkins. Lamentamos y compartimos la decepción de que no nos veremos como estaba planeado. En cambio, aprovechemos este tiempo para llorar, sanar, acercarnos a nuestros seres queridos y apreciar toda la música y los recuerdos que hemos hecho juntos.

«Con amor, Foo Fighters».

En la página web oficial de Foo Fighters ya no aparece ninguna información sobre las fechas de gira ni conciertos, y en el apartado noticias sólo es posible leer el comunicado oficial de cancelación de la gira.

Taylor Hawkins

Hawkins murió en un hotel en Bogotá, Colombia el viernes (25 de marzo). Las autoridades locales dijeron que se envió una ambulancia al hotel después de que un hombre informara que tenía dolores en el pecho. El batería de Foo Fighters, de 50 años, no respondió a los esfuerzos de reanimación.





Taylor Hawkins y su último show con Foo Fighters

29 03 2022
Taylor Hawkins y su último show con Foo Fighters, en Lollapalooza Argentina, el domingo 20 de marzo

Apenas cinco días después de su inolvidable show en la edición argentina de Lollapalooza, Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters, falleció en Bogotá, Colombia. En un escueto comunicado de prensa, la banda pidió privacidad, apoyando a la familia de Taylor. Tenía 50 años. La noticia llega con el dolor y el descreimiento de alguien que parecía eterno, por varios motivos. Hawkins forma parte de un particular linaje de baterías con personalidad y sonido propios, un verdadero epítome del rock & roll. Nacido en 1972 en Texas, tomó las baquetas tras los pasos de Neil Peart y John Bonham, respiraba el pavoneo extravagante de Jane’s Addiction, soñaba con la justa cualidad de The Police y le ofrecía un incesante culto al despliegue escénico de Freddie Mercury y Queen. No solo fueron los aporreos a los parches; la excelencia y crudeza de su tono en “Somebody to love”, en el último recital de Foo Fighters en Argentina, va a quedar sellado, no sin tristeza, en la historia grande del rock. 

Incluso antes de eso, sin imaginarlo en ese instante, dejaba todo para cerrar su carrera en vida de forma antológica. En el Hipódromo de San Isidro, se le vió durante una hora y media dándole machaque sin piedad a la batería, como prueba suficiente de su supremacía artística: tanto en la erupción de punk clásico en “Breakout”, la cabalgata veloz de “No Son of Mine”, como también en el groove de los progresivos “The Sky is a Neighbourhood” y “Shame Shame”, hacia el crescendo épico de “My Hero”; Taylor Hawkins mantuvo, como de costumbre, la arquitectura de amplitud necesaria para que Foo Fighters hiciera un espectáculo a la altura de su legado.

Pero todavía faltaba un tramo, y lo mejor estaba por llegar.

Después de los solos, en el vídeo se ve salir a un Hawkins tímido desde la lejanía de su kit, casi fingiendo desinterés. Abraza con fuerza a Dave Grohl, mientras les dice a todos, “Yo fucking amo a Dave Grohl”, y comienza un nuevo evento: primero con el firuleteo vocal de Mercury para calentar sin miedo a más de 90.000 personas, y luego paseándose de principio a fin por todas las notas de una canción imposible para cualquier mortal.

“No, hermano, no otro de estos tipos, por favor”, confesaba Nate Mendel en el documental Back & Forth de 2011 sobre el ingreso de Hawkins a los Foo. Hawkins era un jocoso surfer de Laguna Beach con una enorme sonrisa, diametralmente opuesto a la introspección de ética post-hardcore de Mendel, que apareció en la narrativa de Foo Fighters luego de ser sesionista de Alanis Morisette. No hacía falta demasiado para que muchos entendieran que la canadiense tenía a un monstruo indomable detrás suyo.

Hasta «The Colour and the Shape» de 1997, los Foo eran un ave fénix, intentando con todas sus fuerzas resurgir de las cenizas de Nirvana en Seattle. Ese mismo año, el nuevo baterista y la eventual reubicación del grupo en Los Ángeles terminaron de mutarlos en esa institución del rock universal que se sacó una pesadísima mochila de encima, para así vender millones de discos, hacerse de una decena de Grammys, ser introducidos al Rock & Roll Hall of Fame, y llenar hasta el hartazgo estadios por el mundo.

Aunque el mayor aporte de Hawkins a Foo Fighters extiende su dominio más allá de lo rítmico. Hubo algo sin dudas tridimensional en su persona, de un atractivo físico y aspiracional que destrabó varios elementos vitales para la carrera a largo plazo de los Foo. Grohl encontró rápidamente en él a un hermano, alguien capaz de empatar, o mejor dicho, amplificar su energía y bravura. Hawkins se sentaba con seguridad en la batería y también quería ofrecer un verdadero espectáculo del rock. “Fue Taylor el que estuvo detrás de eso, que toquemos más compenetrados y hacer una puesta en escena que fuera memorable”, dijo el guitarrista Chris Shifflett sobre su compañero.

Grohl y Hawkins en Lollapalooza Argentina, el domingo 20 de marzo

Desde la salida del video de “Big Me”, Grohl ya jugaba abiertamente con el humor, probablemente como reacción a la seriedad y a los fantasmas detrás del fin de Nirvana. “Los videos son avisos comerciales de caramelos”, dijo el cantante y guitarrista para asignarle un sello descontracturado a lo audiovisual, aunque revistiéndolo de cierta raíz irónica. Esa ironía era una destilación, aunque menos bufonesca, de lo que intentó Cobain, sin éxito, decirle a la industria del mainstream: Nirvana a ustedes no les pertenece. 

Con Hawkins en el fondo, Foo Fighters se acomodó en el mainstream, pero sin perder integridad. En ocho discos oficiales, la luz de su ritmo es una pieza central, del cual toma ciertas concesiones, inclusive revelando sus dotes de cantante. Es imposible esquivar su voz en el luminoso “Cold Day in the Sun” de «In Your Honor», como también en el espeluznante cover Foo de “Have a Cigar” de Pink Floyd, y el respeto aural que le confirieron los miembros sobrevivientes de Led Zeppelin cuando se puso al frente del tema «Rock and Roll» en el los premios Kennedy Center Honors. Semejantes inquietudes se consolidaron en el también relevante corpus con su proyecto solista de The Coattail Riders.

Varios obituarios y homenajes remarcan su vitalidad y su energía, esa espada de doble filo que empuñan los mejores paladines del rock, y que les profiere una estampita de eternidad, al mismo tiempo frágil, como una casa de naipes a punto de derrumbarse. Y por eso duele más. “Yo vivo gracias a que toco Rock & Roll”, dijo alguna vez. “Así que no voy a quejarme de nada”.





Foo Fighters regresan a Los Ángeles después de la muerte de Taylor Hawkins

28 03 2022

Los miembros de Foo Fighters regresaron a Los Ángeles desde Bogotá, Colombia, después del trágico fallecimiento de su batería, Taylor Hawkins.

En una entrevista de 2021, Grohl reflexionó sobre la primera vez que conoció a Hawkins. «Estábamos en el backstage de un programa de radio y se acercó con una cerveza en la mano», recordó Grohl. «Me dice: ‘Oye, hombre, ¿qué pasa? Soy Taylor. Toco con Alanis Morissette. Amigo, me encanta tu disco. ¡Es genial!’ Era tan apasionado. Yo estaba como, ‘Wow, eres mi gemelo o mi espíritu animal o mi mejor amigo’…en los primeros 10 segundos de conocerlo».

Durante el concierto de Foo en Lollapalooza Argentina, solo cinco días antes de su muerte, Hawkins le dijo a la audiencia: «Amo a Dave Grohl. Estaría repartiendo pizzas si no fuera por Dave Grohl. Estaría en el departamento de baterías en un Guitar Center si no fuera por Dave Grohl».

La banda tocó en Lollapalooza Chile el 18 de marzo y en Lollapalooza Argentina el 20 de marzo. Estaban programados para encabezar Lollapalooza Brasil el domingo (27 de marzo).





Actualización: comunicado policial sobre la muerte de Taylor Hawkins

27 03 2022

La policía colombiana cree que la muerte del batería de Foo Fighters, Taylor Hawkins, estuvo relacionada con las drogas. El músico de 50 años fue encontrado muerto en una habitación de hotel en la Casa Medina en Bogotá el viernes (25 de marzo).

El sábado 26 de marzo, la Fiscalía General de la Nación de Colombia emitió un comunicado indicando que un examen toxicológico de orina realizado por funcionarios al cuerpo de Taylor Hawkins encontró preliminarmente 10 tipos de sustancias, entre ellas THC (marihuana), antidepresivos, benzodiacepinas y opioides.

En un comunicado oficial, la oficina dijo: «La Fiscalía Nacional del Estado de Colombia puede confirmar lo siguiente después de la autopsia inicial del cuerpo de Taylor Hawkins:

“1) Que en el examen toxicológico a la orina de Taylor Hawkins se encontraron preliminarmente 10 tipos de sustancias, entre ellas marihuana, antidepresivos tricíclicos, benzodiazepinas y opioides.

2) El Instituto Nacional de Medicina Forense continúa con sus estudios médicos para poder esclarecer por completo los hechos que llevaron a la muerte de Taylor Hawkins.

“3) La Fiscalía Nacional de Colombia continuará con su investigación y dará a conocer los resultados obtenidos como parte de esta investigación según corresponda.”

En un comunicado, el gobierno municipal de Bogotá dijo que el centro de emergencia de la ciudad recibió un informe de un paciente con «dolor en el pecho» y envió una ambulancia el viernes por la noche. Los paramédicos intentaron reanimarlo pero no hubo respuesta y Hawkins fue declarado muerto en el hotel en el norte de Bogotá, agregó el comunicado.

Fans, periodistas y otros medios comenzaron a reunirse frente a Casa Medina después de que se anunciara la muerte de Hawkins. Ambulancias y policia, incluidos los de la policía judicial e investigadores forenses, se podían ver estacionados afuera del hotel, que se encuentra en medio del centro financiero y comercial de Bogotá en uno de los edificios más históricos y tradicionales de la ciudad. Un par de horas más tarde, finalmente sacaron el cuerpo de Hawkins del hotel, lo colocaron en una camioneta forense y se lo llevaron.

El periodista colombiano de música y espectáculos Alejandro Marín tuiteó cuando se supo la noticia de la muerte del batería: «No empiecen a culpar al país porque Taylor murió en Colombia si murió de una sobredosis. No sean tan estúpidos».

Hawkins pasó dos semanas en coma en 2001 después de una sobredosis en Londres. En una entrevista comentó: «cada uno tiene su propio camino y lo llevé demasiado lejos. Estaba de fiesta en Londres una noche, y por error hice algo y cambió todo. Creí en el mito de mierda de vivir duro y rápido, morir joven. No estoy aquí para predicar sobre no consumir drogas, porque me encantaba hacerlo, pero perdí el control por un tiempo y casi me atrapó. Iba por un camino que me llevaría a caminos aún peores».

«Ya sea que alguien esté sobrio, o le guste una copa de vino con la cena, o quiera una botella de Jägermeister antes de subir al escenario, o le guste fumar marihuana todo el día, cada uno tiene su propio camino, y lo llevé demasiado lejos», agregó. «Me alegro de golpearme la cabeza en ese momento. Tampoco quitaría nada de lo que he hecho o pasado, porque todo es parte del viaje y del viaje. Estoy tratando de ser tan sincero como puedo ser. Ahora voy en bicicleta de montaña».

En otra entrevista, dijo: «no hay un final feliz con las drogas duras. Realmente no discuto cómo vivo mi vida en ese sentido. Tengo mi sistema que funciona para mí».

A Hawkins le sobreviven su esposa Alison, con quien se casó en 2005, y sus tres hijos: Oliver Shane, Annabelle y Everleigh.





Fallece Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters

26 03 2022
Dave Grohl y Taylor Hawkins

Taylor Hawkins, batería de Foo Fighters, ha muerto este viernes en Bogotá (Colombia) a los 50 años. El grupo estadounidense era el cabeza de cartel del macrofestival Estéreo Picnic, donde tenía previsto actuar este viernes.

Horas antes de la actuación fue descubierto el cuerpo sin vida del músico en la habitación de su hotel, sin que se conozcan aún las causas.

Taylor Hawkins era la mano derecha de Dave Grohl en Foo Fighters desde su llegada al grupo, en 1997, solo dos años después de que Grohl comenzara con el proyecto tras el final de Nirvana.

Taylor Hawkins nació en Fort Worth, Texas, en 1972. Fue el batería de gira de Sass Jordan y Alanis Morissette antes de unirse a Foo Fighters en 1997. Excepto por el debut homónimo de la banda en 1995, Hawkins ha grabado cada uno de los álbumes de estudio de la banda, desde poco después de la finalización de «The Color And The Shape» de 1997, desde «There Is Nothing Left To Lose» de 2000, a «Medicine At Midnight», que se lanzó el año pasado.

Fuera de los Foos, Hawkins apareció en el álbum de Brian May de 1998 «Another World» y en el álbum debut homónimo de Slash de 2010. También actuó con Coheed and Cambria, Taylor Hawkins and the Coattail Riders, y The Birds of Satan, y estuvo de gira con Alanis Morissette antes de unirse a FF.

Hombre carismático de melena rubia, filosofía vital californiana y estilo exuberante, era el tipo de batería que tocaba como si boxeara. La intensidad de su pegada y la pirotecnia de su ritmo, típicos del rock duro de la costa oeste de EEUU, heredero del glam de los años 70, encajaron a la perfección en lo que buscaba Grohl. El propio Grohl había sido el inolvidable batería de Nirvana, y tras el suicidio de Kurt Cobain se propuso continuar haciendo rock con mucho músculo, pero más luminoso. Taylor Hawkins fue para ello su aliado más fiel, un party animal siempre sonriente que además se convirtió en uno de sus amigos más cercanos.

Rápidamente Foo Fighters se convirtió en el gran grupo de rock de estadio de su tiempo, y durante dos décadas ha permanecido como uno de los favoritos de los aficionados al rock, especialmente en sus incandescentes y maratonianos directos.

«La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y prematura pérdida de nuestro querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre», ha transmitido el grupo en un comunicado difundido en sus redes sociales. «Nuestros corazones están con su esposa, hijos y familia, y pedimos que su privacidad sea tratada con el máximo respeto en este momento inimaginablemente difícil», añade dicho comunicado.

Foo Fighters se encuentra inmerso en una gira mundial, en su momento aplazada por la pandemia, y cuya etapa europea comenzaba el 8 de junio en Berlín y tenía previstas dos fechas en nuestro país: Valencia (16/6) y Madrid (20/6). A esta hora no hay ningún comunicado oficial del motivo de la muerte de Hawkins, así como de los conciertos que restan a la extensa gira.








A %d blogueros les gusta esto: