David Gilmour vende su Black Strat! (y 119 guitarras más!)

29 01 2019
0

David Gilmour

El legendario guitarrista y cantante de Pink Floyd, David Gilmour, está subastando numerosos artículos de su colección personal de guitarras a través de Christie’s. La subasta se llevará a cabo en Nueva York el 20 de junio, y todas las ganancias de las ventas se destinaran a causas benéficas.

Con más de 120 guitarras, la colección se centra en una selección de Fender Broadcasters, Esquires, Telecasters y Stratocasters. La venta será la colección más grande y completa de guitarras que se ofrecerá en una subasta.

Gilmour dijo: “Estas guitarras han sido muy buenas para mí y muchas de ellas me han regalado piezas de música a lo largo de los años, pero es hora de que sigan adelante. Las guitarras fueron hechas para ser tocadas y es mi deseo que donde sea que terminen, continúen dando a sus dueños el regalo de la música. Al subastar estas guitarras, espero poder ayudar en lo que realmente se necesita y, a través de mi fundación benéfica, hacer algo bueno en este mundo”.

Entre los muchos modelos destacados de la colección se encuentran:

0.jpg

Fender Black Strat de 1969

La Fender Black Strat de 1969, comprada en 1970 en Manny’s, en West 48th Street de Nueva York (estimación de $100,000 a $150,000). La “Black Strat” se convirtió rápidamente en el instrumento de grabación y principal de Gilmour durante los siguientes 15 años y se modificó ampliamente para adaptarse a su estilo y requisitos en constante evolución. La guitarra se tocó en “Money”, “Shine On You Crazy Diamond” y el legendario solo en “Comfortably Numb”. Fue clave para el desarrollo del sonido Pink Floyd y fue fundamental en la grabación de álbumes emblemáticos como “The Dark Side of the Moon” (1973), “Wish You Were Here” (1975), “Animals” (1977) y “The Wall” (1979). La guitarra también se puede escuchar en álbumes como “David Gilmour” (1978), “About Face” (1984), “On An Island” (2006) y “Rattle That Lock” (2015).

0.jpg

Fender Stratocaster #0001 de 1954

Fender Stratocaster # 0001 de 1954 (estimado: $ 100,000- $ 150,000). Gilmour usó la guitarra en “Another Brick In The Wall“, así como en el escenario.

0.jpg

Gibson Les Paul de 1955

Gibson Les Paul de 1955 utilizada en el solo del single de 1979 “Another Brick In The Wall (Parte Two)” (estimado $30,000- $50,000).

0

Gretsch White Penguin 6134

Una rara Gretsch White Penguin 6134 comprada para la colección privada de Gilmour (estimado: $100,000 – $150,000).

0.jpg

Fender Stratocaster 57V de 1984

Fender Stratocaster 57V Candy Apple Red de 1984 (estimado: $15,000-25,000), que se convirtió en la guitarra principal de Gilmour durante los años ochenta y noventa. Utilizada durante la grabación y la gira de los álbumes de Pink Floyd “A Momentary Lapse of Reason” (1987) y “The Division Bell” ( 1994).

0.jpg

Fender Stratocaster de 1957

Fender Stratocaster de 1957 (estimado: $50,000-70,000), que se cree es una de las Strats producida por Fender antes del lanzamiento de producción comercial.

Otros modelos incluyen : una Stratocaster “Ex-Homer Haynes” de 1957, con hardware chapado en oro y acabada en el raro color personalizado de Lake Placid Blue (estimado: $60,000-90,000).

Un Martin D-35 de 1969 que compró en las calles de Nueva York en 1971, y se usó com acústica en el estudio principal de Pink Floyd y el de David Gilmour, especialmente en Wish You Were Here (estimado $ 10,000-20,000).

Una Gibson J-200 Celebrity (1985) adquirida a John Illsley de Dire Straits (estimado $3,500-5,500).

Un bajo acústico custom Tony Zemaitis (1978) (aproximadamente $ 15,000-25,000).





David Gilmour: “se acabó”

12 11 2014

Pink-Floyd-retrospective-exhibition-2014-their-Mortal-Remains-Milan-reunion-4

Si nos pilló por sorpresa el nuevo álbum de Pink Floyd, “The Endless River”, un nuevo trabajo de estudio después de 20 años, este se puede calificar como el regreso más efímero de la historia de la música, ya que según ha declarado el propio David Gilmour, es el adios definitivo a la banda de rock psicodélico más influyente del siglo XX.

(fuente: El País)

Realmente “The Endless River” son temas descartados de su trabajo de 1994 “The Division Bell” que se han publicado como tributo a las últimas sesiones compartidas con el desaparecido teclista Rick Wright, en las que destilaron unos temas eminentemente instrumentales.

“Se acabó, ya no habrá más música sin Rick”: es la somera confirmación de boca de David Gilmour el lunes por la noche en Londres acerca de la despedida definitiva de Pink Floyd.

“Podían haber sido puristas y simplemente publicar los jams [en su versión original], pero David y Nick decidieron renovar esos temas volviendo a grabar algunas partes, incorporando otras nuevas y utilizando las modernas tecnologías de estudio”, explica Andy Jackson, uno de los productores del proyecto.

Del material ingente que crearon los Pink Floyd en 1993-1994, sólo una parte acabó materializándose en las nueve canciones que conformaron “The Division Bell”, una vez descartada la idea de incluir las piezas de música ambiental en una segunda sección del disco. “The Endless River” las recupera y reconstruye ahora con un compendio de 18 temas instrumentales divididos en cuatro bloques, 53 minutos de música en el que sus seguidores quizá echen de menos la presencia de esas letras filosóficas que fueron el sello de la banda formada en Londres en 1965.

La única canción que incluye el álbum en su último corte, Louder than Words, parece rememorar la tortuosa singladura de los Pink Floyd, los mejores momentos creativos plasmados en “Wish You Were Here” o “The Dark Side of The Moon”, junto a un historial de desencuentros que tuvo su punto álgido con la marcha de Roger Waters en 1985. “Una banda es más que la suma de sus partes”, resume Jackson sobre el mensaje de unas letras que firma la novelista y esposa de Gilmour, Polly Sampson. La espantada de Waters, alma mater de “The Wall”, admitía días atrás Nick Mason, forzó a sus excolegas a abandonar “un cómodo entumecimiento” y les requirió tres o cuatro años para ajustarse a la nueva etapa sin su figura central.

pink-floyd-the-endless-river





Pink Floyd: The Division Bell 20th Anniversary Box Set

21 05 2014
The Division Bell 20th Anniversary Box Set

The Division Bell 20th Anniversary Box Set

Pink Floyd ha lanzado un nuevo vídeo en adelanto de su reedición del álbum “The Division Bell”, previsto para su lanzamiento el próximo 30 de junio, en conmemoración del 20 aniversario de su último álbum de estudio.

Su nuevo vídeo de “Marooned” (que le valió a Pink Floyd un Grammy al mejor canción rock instrumental), fue filmado en Ucrania el pasado mes de abril y ha sido dirigido por fue dirigido por Aubrey Powell.

El box set 20 aniversario, que tendrá un precio de $135, incluye un doble LP  de vinilo remasterizado por Doug Sax a partir de las cintas analógicas originales. El conjunto incluye también el disco original en una funda conmemorativa, una nueva mezcla 5.1 en Blu-ray, un single de vinilo transparente de 7″  de  “High Hopes” y un single de vinilo de color rojo para ‘Take It Back”.  También hay un cuaderno de 24 páginas y cuatro impresiones artísticas.

Publicado el 28 de marzo de 1994, “The Division Bell” (que vendió 12 millones de copias) fue escrito principalmente por David Gilmour y Richard Wright, con la ayuda en las letras de Polly Samson, la esposa de Gilmour. Este produjo el proyecto de álbum original con Bob Ezrin; James Guthrie, que ha trabajado con Pink Floyd durante mucho tiempo, ayudó a supervisar esta remasterización.

 








A %d blogueros les gusta esto: