Gibson informa: la compañía se está “quedando sin tiempo” para resolver sus problemas de deuda

15 02 2018

H4wRqehm9wJByuoFux8Zvf-970-80.jpg

Gibson Brands se está “quedando sin tiempo, rápidamente” para solucionar sus deudas, según un informe del Nashville Post.

Sin ir demasiado lejos, el renombrado fabricante de guitarras necesita finalmente pagar $ 375 millones de deuda antes del 23 de julio, de lo contrario se deberán pagar $145 millones adicionales.

La falta de pago podría incluso forzar la salida del CEO Henry Juszkiewicz, dice Kevin Cassidy de Moody’s Investor Services: “Si esto termina en bancarrota, abandonará a toda la compañía. Algún tipo de reestructuración será necesaria. El negocio principal es un negocio muy estable y sostenible. Pero tiene un problema de balance y un problema operacional”.

Han estado circulando informes sobre el estado financiero de Gibson durante algún tiempo, con la especulación aumentando el año pasado después de la venta de su factoría de Memphis y el final del desarrollo del software musical Cakewalk.

Sin embargo, la compañía parece estar cambiando de dirección: este año, Gibson Brands asistió al Consumer Electronics Show en lugar de la NAMM con el objetivo de centrarse en su marca de audio Philips: el ambicioso grupo también aloja a las empresas de audio TEAC, Tascam y Onkyo.

Gibson Brands deberá informar sus cifras para su tercer trimestre fiscal a los accionistas la próxima semana. Aún así, incluso un giro sólido en ese frente no será suficiente para que Juszkiewicz evite unas difíciles conversaciones.

Mientras tanto, los últimos lanzamientos de Gibson se han centrado principalmente en los modelos Custom Shop, como la Boogie Van Les Paul y la Modern Flying V, que han recibido reacciones encontradas en las redes sociales.








A %d blogueros les gusta esto: