$3.975.000 por la Black Strat!

21 06 2019
Resultado de imagen de david gilmour black strat

David Gilmour con su famosa Blcak Strat

La muy esperada subasta de la colección personal de guitarras de David Gilmour sacudió el mundo de la guitarra desde el primer momento.

La noticia más importante de la mañana fue la venta por $1,095,000 de la Martin D-35 de Gilmour de 1969, la misma guitarra que se escuchó en el Wish You Were Here de Pink Floyd, especialmente en la icónica canción del título.

Pero la estrella indiscutible de la subasta fue la legendario Black Strat de 1969, que alcanzó $3,975,000, estableciendo un nuevo récord mundial de subasta para cualquier guitarra. Esta es, por supuesto, la “guitarra David Gilmour”: la que se escucha en “Comfortably Numb”, “Shine on You Crazy Diamond”, “Money” y muchas otras. La guitarra pasó por muchas modificaciones a lo largo de los años, que solo se sumaron a su mística. Con su superficie marcada por la batalla, no sería difícil creer que esta guitarra haya estado en el lado oscuro de la Luna..y de vuelta.

Hablando de los productos de Fender, la Stratocaster “# 0001” Olympic White se vendió por $1,815,000. Gilmour usó la guitarra en The Wall, en la parte de guitarra funky rhythm de “Another Brick in the Wall (Parte 2)”. Aunque parte de la historia de esta guitarra es confusa (aunque la mayoría de las historias involucran a un joven Seymour Duncan), Gilmour tiene claro por qué era especial para él: “Algunas guitarras hacen que todos suenen igual. Otros tienden a enfatizar las diferencias, es lo que esta hace”.

La Fender Strat Candy Apple Red 1984 obtuvo un impresionante valor de $615,000, mucho más alto que su estimado de $25,000. Se puede escuchar en A Momentary Lapse of Reason y The Division Bell. Una Strat negra de 1984 que una vez fue tocada por George Harrison se vendió por $212,500.

Su Gibson Les Paul Goldtop de 1955 se vendió por $447,000. Gilmour la usó en el tour The Wall para “Happiest Days of Our Lives,”, “One of My Turns” y “Last Few Bricks”.

Mientras tanto, la increíblemente rara Gretsch White Penguin de 1958 alcanzó $447,000, y una atractiva Charvel de 1981 se vendió por $75,000. Su Gibson J-200 Celebrity de 1985 (originalmente propiedad de John Illsley de Dire Straits) llegó a $243,750, mientras que una lap-steel Jedson de 1974 se vendió por $300,000.

“Estas guitarras me han servido muy bien. Me han dado canciones y melodías, pero pensé que sería bueno para ellas seguir adelante y crear nueva música con diferentes personas. Con suerte, también recaudarán una buena cantidad de dinero, que planeo donar a la caridad, y eso hará algún bien directo en este mundo con todas sus dificultades”, dijo Gilmour.


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: