U2: la Fiscalía investiga si existe un sistema de abusos en la reventa de entradas

29 03 2018
1.jpg

U2

(extracto de un artículo publicado originalmente por El País)

La Fiscalía de Valencia investiga una posible conducta abusiva contra los consumidores por parte de la plataforma digital de venta de entradas Viagogo, tras la recepción de denuncias relacionadas con los pases para el concierto que U2 dará en Madrid el próximo septiembre que llegaron a alcanzar en la reventa los 900€.

La portavoz de la Fiscalía de Valencia ha subrayado que las diligencias abiertas son preprocesales civiles. Esto es, no se investiga un delito como pudiera ser la estafa, sino una posible conducta abusiva por parte de la plataforma. Para ello se están revisando las condiciones de venta y las cláusulas incluidas en el contrato de compraventa.

Las primeras diligencias acordadas por la Fiscalía han consistido en solicitar al Ministerio del Interior y a la Consejería de Comercio y Consumo de la Generalitat Valenciana los informes que hayan elaborado sobre posibles abusos en la venta de entrada del concierto de Madrid, el primero que la banda irlandesa dará en esta ciudad desde el año 2005.

La Fiscalía de Valencia es competente para llevar a cabo las pesquisas, señala la portavoz, porque los denunciantes viven en Valencia y compraron las entradas a través de la página web en este partido judicial.

Queda por saber, sin embargo, si el juzgado donde llegado el caso se vea la reclamación se considera también competente. La sede de Viagogo se encuentra en Suiza y, según reveló un reportaje de este periódico, la plataforma emplaza a los usuarios a que en caso de que surja algún conflicto deben someterse a la jurisdicción de Delaware, uno de los estados más pequeños de Estados Unidos, conocido por las ventajas fiscales que ofrece y por la rapidez con la que actúan sus tribunales.

Las entradas para el concierto de U2 en Madrid se agotaron tan rápidamente que la banda decidió ofrecer otro al día siguiente, el 21 de septiembre, que también se acabaron en apenas 10 minutos. Esas mismas entradas aparecieron poco después a la reventa en diversas plataformas a precios que oscilaban entre los 200 y los 952 euros.

La actividad poco transparente de estas webs, algunas de las cuales usan robots para comprar rápidamente grandes cantidades de localidades que después revenden, fue criticada el año pasado por artistas como Alejandro Sanz y Joaquín Sabina.

El Gobierno trata ahora de llegar a un acuerdo con las comunidades para actualizar una regulación cuya normativa básica se remonta a 1982, cuando España acogió el Mundial de Fútbol y no existían las plataformas de venta por Internet.


Acciones

Información




A %d blogueros les gusta esto: