Más madera!… los cuerpos. (Parte I)

9 11 2008

Hola a tod@s!.

Inauguramos una serie de artículos donde intentaremos explicar todos los aspectos técnicos que rodean a una guitarra, desde la madera a las pastillas, desde los puentes a los acabados…

Nuestra intención es explicaros todos los factores que influyen en el sonido final del instrumento y serviros de pequeña guía para distinguir unas maderas o sonidos de otros.

Hoy: más madera!… los cuerpos, maderas más utilizadas, características sonoras, acabados…adelante!

Tilo Americano (Basswood) La madera del tilo americano es blanda, aunque con un granulado bastante compacto. De todas las maderas que se suelen utilizar para la construcción de guitarras, es la que resulta relativamente más barata. Además, es un material muy fácil de lijar y de encolar, que no presenta grandes dificultades para las tareas de fresado y es muy agradecido con los acabados. No obstante, esa misma suavidad se traduce en la pérdida de los agudos más altos, que suenan un tanto mortecinos, anulando ese sonido tan especial que normalmente se asocia a los trémolos más afilados. Lo mismo sucede con el rango de sonidos más graves. Es una madera ligera, aunque no debido a una gran porosidad, sino a que se trata de un material poco denso en sí. El tilo no tiene capacidad para hacer que resuenen los graves más bajos y orgánicos. Esa reducción en las frecuencias más extremas hace que los sonidos medios disfruten de una curva de respuesta hipotéticamente mayor. Es un material muy adecuado para conseguir el sonido de guitarra estándar, y muy recomendable para las guitarras solistas por la inmediatez y franqueza de un timbre que atenúa los matices complejos y los agudos en beneficio de un fuerte tono fundamental.

Notas de producción: Parece que algunas fábricas japonesas, como las de Ibanez, utilizan una variedad de tilo más oscura y uniforme, mientras que otras factorías asiáticas recurren a una madera de menos calidad, más áspera y de un tono amarillento.

Tilo americano (basswood)

Tilo americano (basswood)

Aliso (Alder) Esta madera, al igual que el tilo, es ligera y de porosidad suave y compacta. No obstante, el aliso se caracteriza por un patrón granulado en forma de espiral con anillos y secciones más fuertes: imagínate una textura como la del tilo con toda su superficie aderezada con anillos de dureza superior. Esta peculiaridad incrementa la rigidez del material y enriquece la complejidad de los tonos, de modo que conserva una gran parte de los agudos que el tilo amortigua y ofrece un mayor margen de graves. Como el espectro de tonos es más amplio que el del tilo, los medios no resultan tan sonoros.

Aliso (alder)

Aliso (alder)

Fresno de los Pantanos (Swamp Ash) El fresno de los pantanos, que no debe confundirse nunca con el fresno duro del norte (northern “hard ash”), tiene unos poros grandes y abiertos que se alternan con capas duras y blandas en cada anillo del árbol. En resumidas cuentas, se trata de un esqueleto muy rígido con una superficie salpicada de poros abiertos, más blandos. Conserva su capacidad resonante a lo largo de todo el espectro de frecuencias, con agudos cristalinos, medios bien definidos y bajos vigorosos. En lo que se refiere a las frecuencias medias, esta madera suele desplegar un cierto rango de alteraciones aleatorias que varía entre el sonido de una guitarra y otra mucho más de lo que sucede con el tilo o el aliso: es mucho más probable encontrar diferencias entre el sonido de dos cuerpos de fresno que entre dos cuerpos de las maderas anteriormente mencionadas, que ofrecen un tono mucho más consistente. Las piezas de fresno más pesadas, o bien aquellas que proceden de las partes más altas del árbol, suelen ofrecer un sonido mucho más apagado y mortecino, ya que la madera es mucho más dura y con una densidad mucho más uniforme. Esto deriva en la pérdida de la dulzura propia de los poros abiertos, con lo que sólo queda el sonido comprimido de un material rígido y sin respuesta, carente de la brillantez y el sustain de las maderas más duras o de la franqueza de las más blandas.

Notas de producción: el fresno que se emplea en las grandes factorías tiene un mayor porcentaje de piezas de poca calidad que el que puedan utilizar pequeños luthiers o fabricantes estadounidenses, que probablemente utilizarán madera americana.

Fresno (ash)

Fresno (ash)

Caoba (Mahogany) La caoba, de grano abierto y poros amplios, ofrece un granulado y una densidad mucho más uniforme que el fresno. De hecho, su densidad es constante tanto en el interior de sus anillos como en el paso de uno a otro, de modo que su rigidez es inherente a su composición y no a la existencia de un “esqueleto” rodeado de secciones blandas. Esta misma cualidad contribuye a una cierta compresión de los tonos medios, lo que produce un sonido un tanto denso, con buenos bajos y medios-bajos. El hecho de que los medios no destaquen tanto a pesar de su buena respuesta a la dinámica hace de estas guitarras verdaderos “muros sonoros”. No es que carezcan de medios tonos, puesto que estos cuerpos resuenan perfectamente con esas frecuencias, sino que su respuesta no es tan buena como la del aliso o el fresno. No obstante, ofrecen un magnífico equilibrio entre fundamentales y matices, muy recomendable para solos en un registro más o menos alto. Las notas agudas son mucho más ricas y densas que las de las maderas antes mencionadas.

Notas de producción: Hay muchos tipos diferentes de caoba pero casi todos suenan más o menos igual, a excepción de algunas guitarras japonesas y americanas que parecen tener un brillo especial.

Caoba (mahogany)

Caoba (mahogany)

Nogal (Walnut) El nogal es una madera oscura, con un granulado parecido al del fresno pero con una densidad uniforme, como la caoba. Sin embargo es más dura y más densa que ésta, de modo que su tono es más brillante. Los granos abiertos la proporcionan un rango de medios muy complejo, que a unas frecuencias parece comprimido y a otras dinámico. Su respuesta ante los ritmos es más bien nasal, mientras que en los solos las notas vuelan. El nogal tiene un montón de ventajas sobre las demás maderas habituales para la construcción de guitarras: tiene un ataque mordiente y unos bajos tan sólidos como el fresno, unos agudos tan suaves como los de la caoba y unos medios tan bien definidos como los del aliso. Sus principales inconvenientes son que es mucho más pesada y tiene un sonido bastante “terco”, de modo que no responde bien ante cualquier cambio de pastillas y éstas tendrán que ser cuidadosamente elegidas para que se adapten bien a la guitarra. Los cuerpos de nogal imponen la rúbrica tonal del instrumento mucho más que cualquier otra madera. Además, las piezas más pesadas amortiguan los medios y producen un sonido demasiado nasal y apagado, por lo que es necesario asegurarse de que sean ligeras y tengan un grano bastante amplio para conseguir que las principales frecuencias de la guitarra resuenen bien.

Nogal (walnut)

Nogal (walnut)

Koa (Koa) La madera de Koa es un poco más aceitosa que la caoba o el nogal, y dada su composición, es más densa que aquella y no tan brillante como éste. Se trata de una madera oleosa, como el palo de rosa, lo que hace que algunos agudos no resulten tan brillantes en el ataque. No obstante, su composición los compensa un poco. Para que os hagais una idea, los agudos están presentes, pero suenan como si estuvieran comprimidos: no van a salir como para reventar una copa de cristal, pero van a tener una naturaleza en cierto modo omnipresente, y siempre en el rango de los medios más altos que en el de los agudos. Si buscas algo más fundamental te dará un sonido muy musical, pero si tocas blues machacón la encontrarás poco expresiva.

Notas de producción: La madera de koa es muy rara y muy cara, y sus precios tienen la mala costumbre de fluctuar muchísimo. Suele tratarse de una mejora muy cara. La koa ornamental es muy cara, más rara todavía, y sólo se utiliza para las tapas.

Koa

Koa

Korina (Korina) De alguna manera, la madera de korina es una especie de “super-caoba” o “caoba deluxe”, ya que su granulado es muy similar al de aquella, al igual que su sonido. También se dice que tiene un rango de medios mucho más dulce y que su respuesta es mucho mejor. Aunque el grano es muy parecido, el material en sí es ligeramente menos denso, por lo que si un cuerpo de korina pesa más que uno de caoba del mismo tamaño, es más probable que la diferencia se deba a un mayor contenido de humedad que a una mayor densidad.

Notas de producción: Esta madera se utiliza muy poco, y es mucho más rara y cara que cualquier variedad de caoba de vivero. Los precios de las guitarras de korina suelen reflejar esta diferencia, junto con algún que otro plus.

Korina

Korina

Arce Blando (Soft Maple) De uso muy extendido en Corea. Es bastante pesado, con unos tonos medios-altos muy brillantes y unos bajos algo grises. Los agudos mordientes no aparecen por ningún sitio, porque sus poros son tan compactos que las notas altas se comprimen. No obstante, si se utilizan unas pastillas adecuadas, de esta madera pueden extraerse algunas buenas cualidades, como un cálido y descarado rango de tonos medios o un sonido rítmico pulcro y seco.

Notas de producción: A las fábricas coreanas les encanta esta madera, ya que, por algún motivo, les resulta barata y de fácil acceso.

Arce Duro (Hard Maple) Esta madera chilla. Es muy alta, y tiene un rango de medios-altos muy fuerte, unos agudos brillantes y unos bajos sólidos, si bien algo escasos. No obstante, cualquier pastilla que produzca buenos bajos podrá arrancárselos a un cuerpo de arce duro, aunque éstos serán muy compactos y no se llevarán bien con un cabezal grave.

Notas de producción: Esta madera es muy pesada y resulta muy dura para las herramientas, por lo que las fábricas apenas la utilizan. Es muy recomendable para las guitarras de cuerpo delgado.

Arce (maple)

Arce (maple)

Lacewood Australiano (Lacewood) La madera de lacewood destaca por ofrecer varias densidades a la vez: el esqueleto, de un color parecido al del ron, es duro como la koa o el nogal, mientras que el interior carnoso, de un tono gris tostado, se parece más al aliso. Esta dualidad contribuirá a aumentar algunas notas y a difuminar otras. Su sonido es más brillante que el del aliso, y más rico y más sólido que el del arce.

Notas de producción: Es una madera que puede resultar bastante complicada en lo que se refiere a los acabados, ya que no todas sus secciones los absorben de la misma manera. Los acabados oleosos o muy pulidos suelen ir mejor que los lacados más suaves de nitro-celulosa o acrílico.

Lacewwod australiano (lacewwod)

Lacewood australiano (lacewood)

Más madera…próximamente!


Acciones

Information

One response

24 04 2016
…Y porqué Custom? (parte II) |

[…] Más madera!…los cuerpos (Parte I) […]




A %d blogueros les gusta esto: